El seguro, ¿es una inversión o un gasto?

El seguro, ¿es una inversión o un gasto?

blog-03

Primero vamos a recordar las siguientes definiciones:

Gasto: una salida de dinero de la que no se espera un beneficio futuro.
Inversión: una salida de dinero que tiene el objetivo de obtener un beneficio o ganancia. Es decir, la posibilidad de generar más dinero en el futuro.

Con las definiciones antes expuestas, se comprende de mejor manera y se evidencia que el Seguro realmente es una inversión porque éste se ve materializado cuando su tomador recibe una indemnización que mitigue su pérdida económica, es decir, recibe un beneficio en el futuro. En este sentido, el seguro debe considerarse como una acción preventiva ante posibles eventos adversos que perjudiquen sus intereses personales o patrimoniales.

La gente que ve al seguro como un gasto es aquella que  cree que es muy poco probable la ocurrencia de alguna eventualidad que modifique significativamente su situación actual. Asimismo, también existe un gran grupo de personas que tiene un total desconocimiento del seguro y que empíricamente lo definen como un gasto.

Ante el riesgo de que se presente un imprevisto, un seguro es el que brinda la tranquilidad a su beneficiario porque con éste el riesgo es asumido por terceros (aseguradoras). No es lo mismo emplear todo tu capital para reparar una perdida ocasionada por un evento fortuito, como el terremoto sufrido en nuestro país en abril pasado, que pagar un prima relativamente menor a cambio de recibir una indemnización que desagravie dicha pérdida. El seguro te garantiza la permanencia en el tiempo de tu negocio, es más, su principal objetivo es garantizar larga vida a las empresas ante cualquier eventualidad.

Indudablemente, las características del seguro están más asociadas al concepto de inversión que a un simple gasto, algo que se debe difundir entra la población a fin de fomentar una cultura del seguro en el Ecuador.